miércoles, 21 de septiembre de 2016

He decidido tener un hijo.

He decidido tener un hijo, todo el mundo a mi alrededor los tiene. El otro día fui a un concierto de Petit Pop y era la única que no llevaba niños. Estuve a punto de pedir uno prestado, pero no sé muy bien cómo funciona eso entre las madres.

He hecho un álbum con las fotos del niño para poder enseñarlo en el trabajo y llevo una en la cartera para cuando me encuentro a alguien en el súper.




Aquí está mi hijo:



Os presento a Marquitos, tiene 4 años, pero es el más alto de la clase. Listo, listo no es, pero es muy despierto. Toda la noche despierto. Y por las mañanas es un drama llevarle al colegio, que si no quiero, que si tengo sueño. Menos mal que le gusta desayunar y en cuanto oye el bote del colacao se levanta ligero.






Aquí está con su tío en el Carnaval de Albacete hace dos años. ¡Cómo lo pasamos! Todo el rato que si los caballitos y los globos. La verdad que es muy bueno, pero claro, con tantas luces y músicas pues el niño estaba sobreestimulado y en alguna atracción pues no llamaron la atención. Pero vamos, lo normal.





Esta es de este verano en el taller de collares del campamento urbano, tengo el collar guardado para que no lo vea porque si no me dice que me lo ponga y es horrible. Algún día me lo pongo un rato en casa para hacerle feliz. Pero a la calle no salgo yo con esto ni loca.




Y esta es de cuando nació, 23 horas de parto y no que aparece mi suegra con sus hermanas. Imaginad el cuerpo que yo tenía y no dices nada por educación, pero ya se lo dije yo luego a José, dile a tu madre que venga ella, pero que no traiga a sus hermanas sin avisar. Que parece que tienen prisa por ver al niño y de aquí no nos vamos a mover.




Esta es de cuando le dieron las notas. Ya os he dicho que muy listo no es y aunque se esfuerza mucho, pues algún disgusto nos da. Pero que ya le he dicho yo a su padre que si el niño no vale para estudiar, pues no vale y no pasa nada. Ya hará otra cosa que le dé de comer y le haga feliz.




Ay, esta me gusta mucho, es de las vacaciones en Altea, ni un año tenía y mirad qué morenos nos pusimos. Cómo se lo pasó con las olas, que le entraba una risa... Rebozadito en la arena como croqueta. No tengo muchas fotos de ese viaje porque estaba pendiente del niño, pero ¡qué vacaciones!






Y esta es de Halloween con los niños de su clase. Que yo soy más de Carnaval, pero ya sabéis que ahora todos los colegios son muy modernos y bueno, al final es una excusa para pasarlo bien. El rifle lo tuve que comprar en Amazon porque no lo había en los chinos del barrio, me recorrí medio Madrid. Llamé a mi madre a ver si tenían en el pueblo y al final nada. Menos mal que tengo cuenta premium porque no lo entregaban hasta el lunes y claro, la fiesta era el jueves.








Esto es con tres años, jugando al escondite. Que mi madre no quería cortarle el pelo, porque decía que le quedaba muy bien. Hasta que llegó al cole y cogió piojos y claro, luego quien se los tiene que quitar soy yo. Así que nada, ahora está más feucho, pero bueno.




Esta es del día de la Paz, que yo estoy aprendiendo inglés porque el niño va a un cole bilingüe y así pues le ayudo. No os creáis, que al principio regular, pero ahora pues tiene su punto porque aprendes cosas, y entiendes las letras de las canciones y es muy divertido. Y luego si viajas pues te haces entender, good morning, esas cosas.




Esta es con su primo en el pueblo. Que es llegar allí y se asalvajan los dos, da gusto verlos. Ni los zapatos les puedes poner. Todo el verano corriendo detrás de ellos. Pero mira, esto en la ciudad no lo tienen. Tanta tablet y tango wifi. Yo la verdad que prefiero verlos así. Como nos hemos criado nosotros.





Y ya por último una de este año, para que veáis lo grande que está.

En las Fallas

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena, es precioso.
Ya nos contarás como lo has hecho.

Toñi Martín dijo...

Eres muy grande!!!!

Toñi Martín dijo...

Eres muy grande!!!!