martes, 30 de agosto de 2011

Los tatuajes son para el verano



Por mucho que los medios de comunicación se empeñen, el año empieza en septiembre y no en enero.
El verano es el descanso entre un año y otro. Es la diferencia entre un curso y el siguiente, pasar de la fila de los pequeños a la de los mayores. Hacer ese viaje que llevamos tanto tiempo planeando y que siempre soñamos... Olvidarnos del jefe y su señora. Pensar en la vida, en un cambio, en qué haré cuando vuelva a Madrid. Las cervezas en las terrazas, las charlas a media noche. El aire que entra por la ventana abierta. El verano es para enamorarse y llegar a septiembre con el corazón lleno de heridas de esas que uno piensa que son para siempre, pero que sólo duran hasta el verano siguiente...

jueves, 25 de agosto de 2011

http://actuable.es/peticiones/pide-referendum-ratificar-reforma-la-constitucion

martes, 23 de agosto de 2011

Una semana en el motor de un autobús


Después de muchos días sin escribir empiezo a colocar todo lo que ha pasado en el último mes y medio. Han sido muchas cosas, muy juntas. No puedo decir que no esté viviendo "a tope". Es más, creo que he llegado a mi tope.
Y me gustaría pensar que ahora todo va a ser diferente, pero de pronto la casa está casi vacía, y se hace un poco cuesta arriba. Y es que estamos muy lejos. Por suerte ahora el trabajo parece que va a más y D- está tiene mucho lio. Seguro que cuando nos queramos dar cuenta estamos en Navidades camino del frío, los abrazos y el roscón de Reyes.

He descubierto que si te sientas en la última fila de los autobuses dobles (estos que son articulados) puedes pasar un rato muy divertido. Sobre todo cuando el conductor va con prisa (algo muy común en Singapur). El bus va dando botes y derrapando en las curvas y si no tienes cuidado puedes salirte de tu asiento o pegarte un cogotazo en el techo. Yo llevo algún tiempo eligiendo estos asientos y la verdad que siempre me bajo con una sonrisa. El otro día descubrí que no soy la única que conoce este fenomeno y que comparto gustos con niños chinos de 7 años que les dicen a sus madres ¡Vamos a sentarnos atrás, que es más divertido!.


sábado, 13 de agosto de 2011

No soy Cenicienta

Me gusta caminar por la jungla.
Aquí puedes ir en taxi, y pasear por caminos de madera y piedras. Fácil. Me gusta ver los bichos de estas latitudes, varanos, lagartos, monos, ardillas, mariposas, tortugas, hormigas gigantes...
Plantas con formas imposibles.

Me gusta caminar por la jungla.
Aquí puedes ir en taxi, y pasear por caminos de cemento y azulejos dorados. Difícil. Me gusta ver los bichos de estas latitudes, europeas ricachonas, chinas no tan ricas, maridos sujetabolsas, taxistas haciendo el agosto...
Centros comerciales con formas imposibles.

Tacones imposibles.
Zapatos de cristal.